Madrid sigue implacable con el calor

06:57


El verano, del que tanto me habían hablado ha sido sentido más que nunca esta semana, llegar a 41 grados de temperatura, estar encerrado en casa esperando que se haga de noche y baje la temperatura, pero salir y sentir casi lo mismo.

Aunque dentro de casa no se siente eso, ya que es muy fresca, pero ya les digo que esos días de 41 grados de máxima hasta de noche era infernal. Pero con una ducha antes de dormir se lograba superar. Las cosas que hemos hecho esta semana, estudiar, dormir, estudiar, comer y dentro de lo más emocionante ir a comprar suministros para sobrevivir, alimentación para ser exacto, así como un día fuimos a un bar cerca de casa para calmar el calor con bebidas.

Ya solo nos quedan dos semanas de clases, para disfrutar de una semana de vacaciones, que dentro de lo que cabe es mucho tiempo, imaginen lo que es estudiar todo el día, solo pensar en el MIR todo el día, a pasar a tener unas semana de no pensar en nada de esto, hay que hacerlo así para regresar con fuerza.

Les cuento que hicimos ceviche de camarón, para variar obviamente al de pescado, que no es tan bueno como en Ecuador, ya que utilizamos otro pescado al no existir el que usamos en el País, pero el camarón es el mismo, bueno digamos que el mismo.
Una foto publicada por Gustavo Aragundi (@garagundi) el
Entonces el ceviche de camarón quedo para chuparse los dedos, lo disfrutamos muchísimo, hecho en casa siempre es más bueno, con el acompañante de chifles artesanales también hechos en casa.

Antes de irme, les cuento que los juegos olímpicos se viven con mucha intensidad aquí en nuestro piso, siempre pendientes de los deportistas ecuatorianos, obviamente viendo mucha Natación mi deporte de toda la vida.

Hasta una próxima entrega de estos artículos.

You Might Also Like

0 comentarios